fbpx

Qué hacer en Filipinas. Todo lo que debes saber.

Filipinas, archipiélago compuesto por más de 7,000 islas, se encuentra en el corazón del Sudeste Asiático, bañado por las aguas cristalinas del Océano Pacífico.

Este país es un verdadero paraíso si estás buscando aventura, cultura y relax en un entorno natural impresionante.

Con una biodiversidad excepcional, tanto terrestre como marina, Filipinas te ofrece la oportunidad de conocer una variedad de ecosistemas, desde montañas majestuosas y volcanes activos (es el lugar donde hay más volcanes por metro cuadrado) hasta playas de arena blanca y arrecifes de coral repletos de vida. ¿Sabías que allí puedes ver al tarsero, el segundo primate más pequeño del mundo?

La importancia de Filipinas como destino turístico radica en su capacidad para ofrecer una experiencia completa y diversa.

No solo es el hogar de algunas de las mejores playas de Asia y del mundo, como Boracay y Palawan, sino que también alberga sitios de patrimonio mundial de la UNESCO, como la histórica ciudad de Vigan y las terrazas de arroz de Batad y Banaue, que muestran la riqueza cultural y la habilidad de sus pueblos ancestrales.

Tu propia Eco Villa por tan solo 69.900 €

Es mucho más que tener una casa en el Paraíso

Hablamos en tu idioma:

Es el lugar perfecto para hacer realidad tus sueños, ya que vas a estar dentro de un complejo en el cual vas a tener todas las comodidades. 

Más allá de su belleza natural y cultural, al recorrer las islas filipinas te cautivará el calor de su gente. Los filipinos son conocidos por su hospitalidad y amabilidad, siempre dispuestos a compartir su cultura y tradiciones contigo.

La vibrante mezcla de influencias malayas, chinas, españolas y estadounidenses ha dado lugar a una cultura única, reflejada en su fascinante historia, arte, música y, por supuesto, la deliciosa gastronomía filipina.

Si tienes espíritu aventurero, Filipinas es un destino de buceo de clase mundial, con sitios espectaculares como el Parque Marino Tubbataha y los barcos hundidos de Coron, que te ofrecen una ventana a la rica vida marina del país. Aquí también podrás disfrutar de algunas de las famosas lenguas de arena de Filipinas, igual que en Island Hopping.

Si quieres saber qué ver en Filipinas, sigue leyendo.

Descubriendo Filipinas: Una joya del Pacífico

Filipinas se erige como una joya resplandeciente en el vasto y azul Pacífico, un destino que invita a la exploración y al descubrimiento.

Cada isla, cada playa, y cada sendero en este país te ofrece una nueva aventura, una nueva historia por contar. Entre sus múltiples tesoros, destacan dos que capturan la esencia del paraíso tropical y que no te puedes perder: las playas paradisíacas de Boracay y el misterioso encanto de Palawan.

Estos destinos no son solo lugares en el mapa; son experiencias vivas que encarnan la belleza, la aventura y el espíritu indomable de Filipinas.

Las playas paradisíacas de Boracay

Boracay, una pequeña isla en el centro de Filipinas, es un emblema del idilio tropical. Famosa mundialmente por su blanca y fina arena, contrasta con las aguas turquesas que la rodean, creando un espectáculo visual que parece sacado de un sueño. Un lugar perfecto para que puedas desconectar.

Pero Boracay es más que su impresionante belleza natural; es una experiencia en sí misma. Al caer la noche, la isla se transforma en un vibrante escenario de fiestas y encuentros sociales, donde la música, el baile y la risa llenan el aire, invitándote a ser parte de su alegre comunidad.

Por eso, se ha convertido en uno de los lugares preferidos que visitar en Filipinas para casi cualquier turista que va hasta allí.

Las playas paradisíacas de Boracay

Más allá de la diversión, Boracay también te ofrece tranquilidad en sus pequeñas playas escondidas y puntos de buceo, donde la vida marina se presenta en todo su esplendor, desde coloridos arrecifes de coral hasta una diversidad de peces tropicales.

La isla también es el lugar ideal si buscas aventuras como el kitesurf, gracias a sus condiciones de viento óptimas. En resumen, Boracay atrapa la esencia de un paraíso tropical, ofreciéndote tanto serenidad como excitación y subiendo al top de las cosas que hacer en Filipinas.

El misterioso encanto de Palawan

Palawan, por otro lado, es un mundo aparte. Conocida como la «última frontera» de Filipinas, esta larga y estrecha isla es un santuario de biodiversidad marina del mundo.

Sus paisajes son un mosaico de montañas cubiertas de jungla, lagunas de esmeralda y cuevas misteriosas que esperan ser exploradas.

El río subterráneo de Puerto Princesa, una maravilla natural que fluye directamente al mar, te ofrece una travesía inolvidable por cuevas que revelan formaciones rocosas de otra época.

Pero lo que realmente distingue a Palawan es la sensación de que estás en un lugar apenas tocado por el hombre. Las islas y playas desiertas ofrecen una paz inigualable, donde el único sonido es el suave golpe de las olas y el canto de los pájaros tropicales.

 Los sitios de buceo en lugares como El Nido y Coron son espectaculares, con naufragios de la Segunda Guerra Mundial y barreras coralinas vibrantes que son el hogar de una rica vida marina.

Palawan no solo es un destino; es una llamada a la aventura, una invitación a perderse en su belleza natural y descubrir los secretos que ha guardado celosamente durante siglos.

Tesoros ocultos: Explorando las islas menos conocidas

Filipinas, con sus más de 7,000 islas, alberga joyas escondidas que esperan ser descubiertas por aquellos viajeros como tú que buscan escapar de los destinos más transitados y sumergirse en experiencias únicas y auténticas.

Entre estas maravillas ocultas, Camiguin y Siargao destacan por su belleza natural y su ambiente tranquilo, mostrándote una visión más íntima del paraíso filipino.

Camiguin: La Isla Nacida de Fuego

Camiguin, conocida como la «Isla Nacida de Fuego», es un destino fascinante si eres amante de la naturaleza y la aventura. Esta pequeña isla al norte de Mindanao es famosa por su topografía volcánica, con siete volcanes que dominan el paisaje.

Uno de los más famosos es el Volcán Hibok-Hibok, un volcán activo que ofrece rutas de senderismo desafiantes con recompensas visuales impresionantes en la cima.

Además de sus volcanes, Camiguin es hogar de impresionantes cascadas, manantiales de agua caliente y fría, y playas de arena negra que cuentan la historia de su origen volcánico.

Si quieres, tienes la oportunidad de nadar en un cementerio sumergido, resultado de una erupción que hundió parte de la tierra bajo el mar, creando un sitio de buceo único en el mundo.

La atmósfera tranquila y la belleza natural de Camiguin la convierten en el destino perfecto si buscas tranquilidad y conexión con la naturaleza, lejos de las multitudes.

Siargao: El paraíso de los surfistas

Siargao, por otro lado, ha ganado fama mundial como el paraíso de los surfistas gracias a su icónica ola, Cloud 9, que atrae a surfistas de todos los niveles desde cada rincón del planeta.

Pero Siargao es mucho más que surf o paddle board; es una isla que encanta con su ambiente relajado, sus paisajes de ensueño y su cálida comunidad local.

Aparte del surf, Siargao te invita a explorar sus encantadoras lagunas azules, cuevas escondidas y extensos manglares. Las islas cercanas, como Daku, Guyam, y Naked Island, son accesibles por cortos viajes en barco y ofrecen playas prístinas perfectas para el snorkel, la natación o simplemente para que te relajes bajo el sol. Tienes cosas que hacer en Filipinas cuando vayas a Siargao aunque no hagas surf.

Si te interesa la cultura local, Siargao ofrece mercados vibrantes, una escena gastronómica emergente con influencias internacionales y la oportunidad de experimentar la hospitalidad filipina en su máxima expresión.

Aventura y cultura: El alma de Filipinas

Filipinas no es solo un destino de escapadas de sol y playa; es un país donde la aventura y la cultura se entrelazan para proporcionarte experiencias únicas e inolvidables.

La riqueza de su patrimonio natural y cultural convierte a Filipinas en un lugar donde cada día promete nuevas aventuras y descubrimientos.

Buceando en las aguas cristalinas de Tubbataha

El Parque Marino del Arrecife de Tubbataha, ubicado en el corazón del Mar de Sulu, es un paraíso para los buceadores avanzados.

Este sitio de Patrimonio Mundial de la UNESCO es un atolón de coral casi virgen que alberga algunos de los ecosistemas marinos más importantes y biodiversos del mundo.

Buceando en las aguas cristalinas de Tubbataha

Bucear en Tubbataha es como si te sumergieras en un acuario gigante, donde se pueden observar de cerca más de 600 especies de peces, 11 especies de tiburones (entre ellos el tiburón ballena en Filipinas), y numerosas especies de aves marinas, además de la impresionante variedad de corales duros y blandos.

La visibilidad es excepcional, a menudo superando los 30 metros, lo que te permite apreciar la magnífica topografía submarina, que incluye paredes verticales, cañones y pendientes suaves, habitadas por una vida marina vibrante y colorida.

La experiencia de buceo en Tubbataha es una inmersión profunda en la conservación marina, ofreciendo una perspectiva única sobre la importancia de proteger nuestros océanos.

Festivales y tradiciones: Un colorido mosaico cultural

Filipinas es un país que celebra la vida con festivales vibrantes y tradiciones profundamente arraigadas, reflejo de su rica historia y diversidad cultural.

A lo largo del año, el archipiélago se ilumina con fiestas y celebraciones que son una explosión de color, música y danza.

Uno de los festivales más famosos es el Ati-Atihan en Aklan, conocido como el «Mardi Gras filipino». Este festival honra al Santo Niño (Niño Jesús) con una semana de desfiles coloridos, danzas tribales y música callejera, donde los participantes se pintan la cara de negro en homenaje a los Ati, los primeros habitantes de las islas.

Un solo lugar para hacer realidad tus sueños

Descubre tu Complejo Residencial en Filipinas. En el caben varios coworkings, un ‘Pool club’ con Playa Artificial, villas privadas, restaurantes, zonas deportivas y mucho más.

 

Totalmente adaptado a Nómadas Digitales para que puedan teletrabajar de forma apropiada. 

Otra celebración destacada es el Sinulog de Cebú, un festival religioso y cultural que se celebra con una procesión grandiosa, bailes rituales y espectáculos callejeros.

Los participantes, vestidos con trajes brillantes y coloridos, bailan al ritmo de tambores, campanas y cantos, en una mezcla de pagano y religioso, celebrando la historia y la fe del pueblo filipino.

Estos festivales, junto con muchos otros a lo largo de las islas, no solo son una oportunidad para divertirse, sino también una ventana al alma de Filipinas, ofreciendo a los visitantes una visión profunda de la diversidad y riqueza de sus tradiciones culturales.

Participar en estas celebraciones es introducirte en un mundo donde el pasado y el presente se fusionan, mostrando la belleza de la herencia cultural filipina y su cálido espíritu comunitario.

Qué hacer en Filipinas: Experiencias inolvidables

Filipinas es mucho más que sus playas y paisajes impresionantes. Es un país rico en cultura, tradiciones y actividades al aire libre, ofreciendo experiencias inolvidables que te permiten conectar de manera profunda con la tierra y su gente.

Además de lo que te hemos contado, aún hay más cosas que puedes hacer en Filipinas.

Inmersión cultural con las comunidades locales

Una de las formas más enriquecedoras de experimentar Filipinas es a través de la inmersión cultural con las comunidades locales.

Esta experiencia permite vivir de primera mano las tradiciones, la cocina, y el día a día de los filipinos, ofreciéndote una perspectiva única de la vida en las islas que no se puede encontrar en los circuitos turísticos habituales.

Muchas comunidades ofrecen programas de homestay o estancias en casas locales, donde puedes participar en actividades cotidianas como la pesca, la agricultura, la cocina de platos tradicionales y la elaboración de artesanías.

Estas experiencias no solo fomentan un intercambio cultural genuino, sino que también apoyan directamente a las economías locales.

Además, participar en festivales locales o ceremonias tradicionales es otra forma de que conozcas la cultura filipina. Estos eventos son una explosión de color, música y danza, y ofrecen una ventana al alma colectiva del pueblo filipino, celebrando su historia, religión y comunidad.

Aventuras al aire libre: Senderismo, kayak y más

Si te gusta la naturaleza y la aventura, Filipinas es un verdadero paraíso. Las diversas topografías de las islas ofrecen una amplia gama de actividades al aire libre, desde senderismo y escalada hasta kayak y rafting.

El senderismo es muy popular, con una variedad de rutas disponibles que varían en dificultad desde paseos fáciles hasta ascensos desafiantes a montañas y volcanes. Lugares como las Terrazas de Arroz de Banaue, el Monte Pulag, y el Parque Nacional del Monte Apo, ofrecen algunas de las vistas más espectaculares del país, permitiéndote  experimentar la belleza natural de Filipinas lejos de las playas turísticas, en especial nuestros mejores atardeceres.

El kayak y el rafting son otras actividades que puedes hacer en Filipinas para explorar los numerosos ríos, lagos y mares de Filipinas. El archipiélago está repleto de sitios ideales para remar, desde las tranquilas aguas de El Nido y Palawan, perfectas para el kayak de mar, hasta los rápidos desafiantes en lugares como el río Cagayan para el rafting de aguas bravas.

Sabores de Filipinas: Una experiencia gastronómica

La cocina filipina es un reflejo del mosaico cultural del país, una fusión de sabores influenciados por la historia y las tradiciones malayas, chinas, españolas (Filipinas fue colonia española) y americanas.

Este rincón del mundo ofrece una experiencia gastronómica única, donde cada plato cuenta una historia de encuentros culturales y adaptaciones locales.

Sabores de Filipinas: Una experiencia gastronómica

Explorar los sabores de Filipinas es algo que ver y hacer en Filipinas sin lugar a dudas.

Platos típicos que debes probar

Aquí tienes una lista de los platos típicos de Filipinas que te recomendamos:

  • Adobo: Considerado por muchos como el plato no oficial de Filipinas, el adobo es una deliciosa mezcla de carne (pollo, cerdo o a veces mariscos) marinada en vinagre, salsa de soya, ajo y especias. Cocinado a fuego lento hasta que la carne está tierna, el adobo es una experiencia de sabores que balancea lo ácido, lo salado y lo dulce.
  • Lechón: Este plato festivo, que consiste en cerdo entero asado sobre carbón, es una vista común en celebraciones y fiestas. La piel crujiente y la carne suculenta hacen del lechón una verdadera obra maestra culinaria filipina.
  • Sinigang: Un reconfortante guiso ácido hecho con carne de cerdo, pescado o camarones y una variedad de vegetales, todos sumergidos en un caldo agrio típicamente hecho con tamarindo. Es la representación perfecta del amor filipino por los sabores fuertes y contrastantes.
  • Halo-halo: El postre definitivo para combatir el calor tropical, halo-halo es una mezcla colorida de hielo afeitado y leche evaporada, acompañada de una variedad de ingredientes como frijoles rojos, gelatina, frutas en conserva y leche flan. Es tan diverso y complejo como las islas mismas.

Mercados locales y experiencias culinarias

Para meterte de verdad en la cultura gastronómica de Filipinas, no hay mejor lugar que los mercados locales. Estos espacios bulliciosos no solo son puntos de venta para ingredientes frescos y platos caseros, sino también centros de comunidad donde puedes experimentar la vida cotidiana filipina.

  • Mercado de Divisoria en Manila: Conocido por sus innumerables puestos de comida, textiles y artesanías, Divisoria es un paraíso para los amantes de la comida donde se pueden probar snacks callejeros, como el balut (huevo de pato fertilizado), kwek-kwek (huevos de codorniz rebozados) y el siempre popular mango verde con bagoong (pasta de camarón fermentado).
  • Mercado de Carbón en Cebú: El mercado más antiguo y más grande de Cebú, donde los visitantes pueden explorar una vasta selección de productos frescos, desde mariscos hasta frutas exóticas. Es también el lugar perfecto para probar especialidades locales en puestos de comida, ofreciendo una experiencia culinaria auténtica y accesible.

Participar en una clase de cocina tradicional filipina o unirse a un tour gastronómico son también excelentes maneras de entender y apreciar la complejidad de la cocina filipina. Estas experiencias no solo te proporcionan habilidades culinarias, sino que también ofrecen puntos de vista sobre la cultura y las tradiciones que definen la identidad filipina.

Planifica tu viaje: Consejos y recomendaciones

Viajar a Filipinas es embarcarse en una aventura hacia un destino de belleza inigualable y diversidad cultural. Sin embargo, como en cualquier viaje, la preparación es clave para una experiencia satisfactoria y sin contratiempos.

Aquí te ofrecemos algunos consejos y recomendaciones esenciales para ayudarte a planificar un viaje a Filipinas.

Mejor época para visitar

Filipinas disfruta de un clima tropical, lo que significa que está caliente y húmedo durante la mayor parte del año, con dos estaciones principales: la estación seca y la estación de lluvias.

La mejor época para visitar Filipinas es durante la estación seca, que va de diciembre a febrero, cuando las temperaturas son más frescas y las lluvias son mínimas. Esta temporada es ideal para explorar las playas, realizar actividades al aire libre y participar en festivales locales.

De marzo a mayo, las temperaturas comienzan a subir, convirtiéndose en los meses más calurosos del año. Aunque estas condiciones pueden ser perfectas si eres un amante del sol, es importante que tengas en cuenta el calor al planificar actividades diurnas.

La estación de lluvias comienza en junio y se extiende hasta noviembre, con el pico de lluvias generalmente en julio y agosto. Durante este período, las lluvias pueden ser fuertes pero suelen ser breves, y el paisaje se torna especialmente verde y exuberante.

Viajar en esta época puede ofrecer precios más bajos y menos gente, pero es importante que estés preparado para posibles interrupciones en los planes de viaje debido al clima.Tenlo en cuenta en especial cuando te desplaces en las barcas tradicionales filipinas de isla en isla.

Eco Villa Standard

89.900€
69.900 Precio de Fase 4
  • Eco Villa Standard de 56 m2
  • Gestión completa de tu inversión
  • Todo el proceso legal y notarial
  • Acceso a todos nuestros servicios
  • Acceso exclusivo - Formación y Networking
  • Zona de piscina privada
NUEVA FASE

Eco Villa Premium ★

109.900€
79.900 Precio De Fase 4
  • Eco Villa Premium de 64 m2
  • Gestión completa de tu inversión
  • Todo el proceso legal y notarial
  • Acceso a todos nuestros servicios
  • Acceso exclusivo - Formación y Networking
  • Zona de piscina privada
NUEVA FASE

Consejos de viaje para exploradores primerizos

¿Es la primera vez que viajas a Filipinas? Aquí tienes algunas recomendaciones:

  • Documentación y visados: Asegúrate de revisar los requisitos de entrada para Filipinas con anticipación. Los viajeros de muchos países pueden ingresar sin visa para estancias cortas, pero es esencial verificar las políticas actuales antes de tu viaje.
  • Salud y seguridad: Visita a tu médico o a un centro de salud para viajeros antes de tu viaje para discutir las vacunas recomendadas o necesarias. Además, lleva un botiquín de primeros auxilios y mantente informado sobre las medidas de seguridad locales, especialmente al explorar áreas remotas al saltar de isla en isla.
  • Moneda y pagos: La moneda oficial es el peso filipino. Aunque las tarjetas de crédito son ampliamente aceptadas en ciudades y destinos turísticos, es aconsejable llevar efectivo, especialmente al visitar mercados locales y áreas rurales.
  • Comunicación: Aprender algunas frases básicas en filipino o en los dialectos locales puede enriquecer tu experiencia de viaje y ayudarte a conectar mejor con los residentes. Además, considera adquirir una tarjeta SIM local para mantener fácil acceso a internet y comunicaciones.
  • Respeto cultural: Filipinas es un país con una rica herencia cultural y religiosa. Muestra respeto por las tradiciones locales, especialmente cuando visites sitios religiosos o participes en festivales. Tomarlas a broma es algo que no hacer en Filipinas.
  • Equipaje inteligente: Ten en cuenta el clima tropical al empacar. Ropa ligera, protector solar, repelente de insectos y un impermeable ligero son esenciales. No olvides tu equipo de snorkel si planeas explorar los arrecifes de coral o hacer un curso de buceo en la isla de Bohol (donde están las famosas Chocolate Hills o Colinas de Chocolate, por cierto).

Al seguir estos consejos y prepararte adecuadamente, estarás listo para disfrutar al máximo de todo lo que Filipinas tiene para ofrecer.

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?